El desenfoque en la búsqueda de leads: Cómo definir a tu cliente ideal

Intentar vender a empresas que no valoran tu producto es como querer encontrar una aguja en un pajar, puede significar el fin de tu startup.  Piensa que no todos los potenciales clientes son iguales.

Hacer frente a un producto que no está complaciendo o satisfaciendo una demanda concreta acabará por hacer que tu público objetivo desaparezca, aun teniendo un diseño atractivo y profesional.

Durante el proceso de desarrollo de un producto es necesario recoger información sobre lo que se está creando. Piensa en sus características y el enfoque del producto de cara a tu audiencia. Consigue una retroalimentación valiosa preguntando a la gente adecuada.

La mayoría de empresarios y vendedores entienden que para poder definir a su público objetivo hay que aprender a construir un plan de negocios. El popular modelo Canvas hace referencia a los agentes claves que intervienen en el desarrollo de una empresa. Este tipo de patrones a seguir parten de la base de que es necesario tener un profundo conocimiento de quiénes son tus potenciales clientes, cuáles son sus necesidades, y de este modo llevar a cabo una manera de actuar frente a ellos.

Puede parecer una tontería, pero uno de los consejos más simples para mejorar la atención al cliente es centrarse en los clientes. En otras palabras, asegúrate de que mantienes una comprensión clara de lo que tus potenciales clientes quieren y esperan.

El primer paso de la mejora de tu orientación al cliente seguramente sea preguntarte por tus fortalezas y debilidades:

  • ¿Qué tienen en común conmigo mis potenciales clientes?
  • ¿Qué necesidades pueden tener con la información que encuentro de ellos?
  • Piensa que cómo mejorar para obtener una ventaja sobre la competencia.

 

Un cliente más informado frente al content marketing

Hoy en día, los clientes potenciales no tienen por qué aguantar la misma comunicación unidireccional que antes existía. Además, los clientes ahora prefieren investigar antes de hacer una compra importante.

Entonces, ¿cómo podemos atraer a posibles clientes si no podemos interrumpirlos con métodos tradicionales. Con contenido útil y relevante.

Según explica Adele Revella en su libro “The Buyer Persona Manifesto,” los nuevos compradores son como un avatar elaborado a partir de entrevistas directas con el mayor número de compradores posible, además de la observación del comportamiento. Otros personajes que influyen en el proceso de toma de decisiones del comprador surgirán de esta investigación: la competencia.

Es importante recordar que un buyer persona no es necesariamente un cliente. El desarrollo de la fotografía de es persona te ayudará a discernir en la diferencia entre quién PIENSAS que es tu cliente y quién es tu verdadero cliente. De ahí no solo de saber quién es tu cliente, sino también de cómo hablar con ellos.

“En lugar de hablarle al comprador, deja de pensar en una narrativa de” mí-yo-yo “sin tener en cuenta sus verdaderas preocupaciones”.

Comparte










Enviar