Adidas personaliza sus productos en función de la interacción del cliente con la marca

“Cada interacción tiene que ser única en Adidas. Una interacción personalizada”, asegura el diario Forbes en un artículo titulado ‘Data is the Fuel and Analytics is the Engine to Engage Customers at Adidas’.

Cuando Adidas fue fundada originalmente en Alemania en 1949, la distancia entre la empresa y el cliente era ya prácticamente nula. Cada compra era única, hecha desde la tienda a través de una interacción personalizada. Los comentarios de los clientes eran analizados con el fin de lanzar nuevos productos sobre la marca. El lema de Adidas partía de la premisa de que los clientes leales Adidas ‘eran el corazón del negocio’, según Forbes.

Al respecto, Michael Voegele, vicepresidente senior TI de Adidas Group, cree que “los consumidores de hoy tienen diferentes expectativas a los de hace años. En su presentación en el evento ‘Big Show – National Retail Federation’, Voegele defendió las nuevas expectativas de los clientes de hoy y reconoció que se deben cumplir con el fin de ganar su “participación” y su voluntad de servir como defensores de la marca:

– Los consumidores exigen una relación del producto respecto a sus valores, además de los contenidos y servicios.

– Tiene que existir una transparencia en el análisis en las marcas respecto a todo el viaje del cliente, desde la fabricación del producto a las ventas o servicios;

– Los clientes prefieren comprar productos y servicios personalizados para satisfacer sus necesidades específicas.

– Es probable que muchas comunidades prefieran la localización y el apoyo local de las marcas.

Adidas ha aumentado claramente sus retos en la actualidad, ya que exponen sus productos en función del cliente, aprovechando todos los canales disponibles, así como tiendas, canales digital y la movilidad, a la hora de participar con ellos.

La economía de consumo se basa en `Conectar´

El marketing Online, la gestión de ventas o la propia experiencia de cliente, todas las relaciones sociales se reducen a conocer a la persona y darle lo que quiere… que no es más que conectar.

Al fin y al cabo venderemos si conseguimos que perciban nuestra capacidad para ayudar a nuestros clientes.

Comparte










Enviar