¿Cuáles son las reglas básicas para el marketing intelligence?

By in Prácticas CRM

La forma más rápida de aconsejar a un CMO (Chief marketing officer) en la actualidad sea probablemente decirle que para tomar decisiones más responsables deberían partir de datos.

Según Cognodata, una de las compañías españolas que han desarrollado el concepto de Marketing Intelligence en nuestro país, el marketing intelligence busca “ofrecer conocimientos que mejoren la rentabilidad del negocio gracias a acciones de marketing de alto impacto”.

En un entorno empresarial cada vez más competitivo y dinámico, es fundamental responder con precisión a las preguntas que abarca el Marketing Intelligence: ‘cuáles son y serán los mejores clientes de cualquier compañía, cuáles se irán a la competencia, qué áreas geográficas ofrecen un mayor potencial de crecimiento. Sin embargo, un mayor conocimiento no mejorará la rentabilidad del negocio si no está claramente orientado al diseño de acciones de marketing de alto impacto’.

– Los datos que necesito de una organización, ¿están segmentados?

– ¿Existe alguna manera de vincular los datos del cliente en todos los canales?

– ¿Disponemos de la capacidad interna de de análisis para analizar los datos?
¿Cuál es la realidad práctica de los CMOs? ¿Tienen éxito en la toma de decisiones basadas en datos? ¿Qué significa el marketing impulsado por los datos en el 2015? Según el comunicado de Cognodata, existen 4 factores básicos para desarrollar el marketing intelligence:

El Marketing Intelligence permite identificar los segmentos naturales de clientes, entender su valor y tendencia, adivinar los movimientos de los competidores, definir e implantar acciones comerciales y de marketing que les permiten liderar los cambios de su mercado y mejorar su posición competitiva.

Para asegurar el éxito de una estrategia de Marketing Intelligence se deben combinar cuatro ingredientes básicos:

– Los Datos son los cimientos sobre los que se construye el conocimiento. Para su adecuado aprovechamiento habitualmente es necesario depurarlos y estructurarlos con inteligencia.

– El análisis es el elemento que da forma al conocimiento. Es precisa por tanto, la combinación de profesionales con dominio de las últimas tecnologías de análisis y con orientación a objetivos de negocio para obtener resultados de alto impacto.

– Las herramientas de software (sistemas de soporte) permiten la utilización del conocimiento generado para el diseño, gestión y seguimiento de acciones de marketing.

– El aprendizaje continuo es la garantía de éxito de una estrategia de Marketing Intelligence. Las métricas de aprendizaje deben formar parte del proyecto desde el inicio para incorporar el dinamismo del mercado y las reacciones de clientes.

Comparte










Enviar