NBA, ¿’Basket intelligence’ como una rama del Business Intelligence?

By in Business Intelligence

El big data se consolida año tras año, desde la banca, teleoperadoras o aerolíneas, a aseguradoras. Un ejemplo de este fenómeno extendido al ocio podemos verlo en el baloncesto. Tanto los tiros fallados como los acertados, la altura, datos que se vuelcan en un software para que los comentaristas puedan llegar a conclusiones sobre el rendimiento de los jugadores.

La NBA es un negoción donde se analiza todo, especialmente en lo que se refiere a las facetas del juego. Es impresionante comprobar cómo se sacan datos de cualquier cosa hasta el punto de que los comentaristas tienen de primera mano tanta información que en la mayoría de las ocasiones no pueden ni llegar a difundir. Esta información va mucho más allá de las clásicas estadísticas: máximo anotador, máximo reboteador, máximo asistente, porcentajes en tiro, etc. y se refieren tanto a los jugadores individualmente como al equipo en conjunto.

Y esta información es fundamental para lo que es la parte deportiva y no olvidemos que esto de la NBA empieza siendo un deporte pero en el fondo es un negocio. Veamos algunos casos de estadísticas y cómo pueden influir en los entrenadores a la hora de preparar los partidos.

– Puntos desde la pintura vs canastas de tres puntos. Fundamental esta información para saber si un equipo tiene equilibrio entre juego interior y exterior.

– Mejores anotadores. Estadística que recoge a los jugadores que tiene más de un 90% de acierto en tiros libres, un 50% en tiros de 2 y un 40% en tiros de 3 puntos.

– Estadísticas por jugador. Con este jugador en cancha el equipo gana por “n”, sin él pierde por tantos. Con él el equipo recibe menos de, sin él, el equipo recibe más de…

– Porcentaje de tiros desde la pintura, desde el perímetro y desde más allá de la línea de tres combinado con el número de tiros intentados.

– Cuando determinado jugador está en pista el equipo contrario lanza desde una distancia determinada. Cuando no lo está, lanzan desde bastante más cerca.

– Puntos en contra ataque tras pérdida.

– Cuántos minutos actúa un jugador estando el partido vivo.

– Puntos de los titulares y puntos de los jugadores del banquillo.

Como veis, profusión de datos al servicio de un fin, el de conocer mejor al rival para poder ganar partidos. Quizás se podría utilizar el concepto Basket intelligence como una rama del Business intelligence. Y de igual manera que las organizaciones comerciales al uso escudriñan sus bases de datos con el objeto de obtener el máximo beneficio a la información que está recogida en ellas, los técnicos de la NBA hacen uso de esta información para preparar temporadas, partidos y jugadas concretas.

Toda esta información no se registra automáticamente, estos datos son offline y alguien tiene que ocuparse de recogerla, clasificarla y difundirla para que pueda ser analizada. Y quizás el responsable del Basket intelligence sea la persona que orqueste esta recogida y clasificación para poder hacer un mejor análisis a posteriori. Luego vendrán las tecnologías, si se usa un determinado software o los datos de recogen con una u otra frecuencia, pero antes de todo eso alguien debe tener claro cuál es el juego (modelo de negocio) y qué información necesito para hacerlo mejor.

Comparte










Enviar