Social Selling y la gestión de la información comercial

By in Social Media

No revelo nada al decir que redes sociales son un elemento imprescindible en cualquier estrategia de marketing. De hecho, el 97% de las empresas incluye acciones Social Media en su departamento de Marketing.

Este fenómeno genera la paradoja de la ‘infoxicación’, los usuarios son abordados desde distintos frentes y con toda clase de información que puede dar lugar a un mayor rechazo y menos tolerancia a la información que consideren irrelevante.

Respecto a las suscripciones, mucha información acaba por ser irrelevante. Parece que seguimos sin comprender que no vale disparar por disparar y que los usuarios demandan información personalizada y muy próxima a sus intereses y necesidades.

Una buena campaña de Social Selling

El primer paso consiste sin duda en identificar claramente a nuestro público objetivo. Dentro de este exhaustivo conocimiento, es imprescindible que aprendamos cómo y cuándo podemos establecer contacto y utilizar sus datos.

Aquí aparece un estudio europeo The Future of Digital Trust, revela que cuatro de cada cinco (80%) saben que sus datos personales son valiosos para las empresas, pero paradójicamente solo el 6% cree que es el consumidor el que más se beneficia, mostrando un profundo sentido de desequilibrio en la relación de intercambio de datos entre los consumidores y las empresas.

Este estudio es muy significativo porque indica que las empresas no están sabiendo sacar partido de la información que recogen de las personas y en lugar de utilizar sus datos para hacerles la vía más fácil, lo hacen para saturarlos de información y obligarlos a perder tiempo en eliminar información que no les interesa.

También el estudio muestra que el 77% de los consumidores informó que es “muy importante” o “importante” saber cómo utilizan sus datos los operadores móviles, una información casi tan crítica como la fiabilidad y el coste del servicio prestado.

Por eso unos sencillos consejos antes de disparar a discreción a los usuarios sufrientes:

Contenido útil y en conexión con los intereses del usuario

En cuestión de contenidos, menos es más. Estamos habituados a hacer de la acumulación y la abundancia una virtud. Es mucho más efectivo dosificarnos y entregarles a nuestros prospectos lo mejor en dosis concentradas.

El consentimiento, la base de todas las comunicaciones comerciales

Nada peor que atropellar a los usuarios con información que no ha requerido. No solo porque es SPAM toda comunicación comercial que no haya sido previamente solicitada, sino porque irrumpimos de modo intrusivo en la vida del usuario y perdemos su confianza para siempre.

Debemos preocuparnos en informarnos sobre sus derechos y leer por ejemplo las recomendaciones a usuarios de internet que publica la Agencia Española de Protección de Datos

Declan Lonergan, uno de los responsables de este estudio, considera que se debe establecer y mantener la confianza del consumidor para permitir a las organizaciones aprovechar la transferencia, almacenamiento y análisis de estos datos. Afirma que esta batalla por la confianza será decisiva para todos los jugadores digitales.

Conocer las reglas de juego

Hay que olvidarse de experimentos en redes sociales sin conocer el marco legal. No es legal extraer datos personales de internet para fines comerciales, ni siquiera almacenarlos. En esta categoría entran también los contactos de WhatsApp, en este caso, WhatsApp en sus términos de uso no permite el uso de la aplicación para empresas y la legislación en materia de protección de datos opera de igual forma que con cualquier otro dato personal, es decir, sin consentimiento del usuario no podemos contactar con él por este medio.

Si te has estrujado el cerebro para diseñar una campaña en redes sociales y este post la acaba de desbaratar, puedo ofrecerte un consuelo: te has ahorrado una metedura de pata que sin duda la haría naufragar.

Gracias estas leyes, los usuarios podemos hacer algo mas con nuestras vidas que eliminar anuncios no solicitados, imagina cómo sería tu vida si no existieran estas restricciones.

Humanizar los impactos

Lo más importante es invertir tiempo y recursos en conocer a nuestra audiencia, saber que qué les preocupa, qué los motiva, sus intereses, sus necesidades y crear experiencias positivas y personalizadas, diseñadas para facilitarle la vida y no para complicársela.

Sumar contenido no es sumar calidad y para no acabar en la bandeja de SPAM, debemos esmerarnos en conectar con la humanidad del otro, aquello que los hace únicos, mostrarle que apreciamos su singularidad y regalarles la nuestra, es la única manera de conseguir su aprecio y su confianza, desde el trato genuinamente humano.

Comparte










Enviar
Marina Brocca Bartolozzi
Especialista en Protección de datos personales, seguridad de la información, derecho de internet. Consultoría en implantaciones LOPD. VER MÁS