Dinamarca solo aceptará pagos con tarjeta y móvil, ¿el fin de la privacidad o la era de Big Data?

By in Big Data, Movilidad

Dinamarca está estudiando de forma obligatoria eliminar el dinero en efectivo. El Gobierno danés anunció recientemente su intención de que una parte de los establecimientos tengan la libertad de no aceptar monedas y billetes para dar lugar únicamente a la transacción electrónica o digital.

Será a partir de enero del 2016 cuando las tiendas danesas podrán obligar a sus clientes a pagar exclusivamente con tarjeta o a través del teléfono móvil, la cuestión es, ¿cómo afectará esta reducción de los pagos en efectivo a la privacidad? Si todos los pagos se efectuasen con tarjeta o a través del teléfono los datos serían procesados y cruzados con técnicas de Big Data que darían lugar a un ‘gran hermano’ de los hábitos de consumo.

“Cada transacción financiera que llevamos a cabo se realiza con datos y hacer uso de esta información es una prioridad para los bancos y otros proveedores de servicios de pago”, asegura Andy Brown, Product Marketing Manager en Alaric Systems.

¿Qué elementos se tienen en cuenta en el control de las transacciones monetarias? “La lucha contra el fraude con tarjetas es un área clave, pero hay otros elementos a tener en cuenta con los datos de pago: ¿Cómo podemos usar la información que se produce en las transacciones para ofrecer mejores servicios?”, añade.

Según Brown, el modelo de transacción monetaria electrónica es mucho más compleja “debido a que los datos creados pueden ser segmentados en una cadena de valor ininterrumpida. Este proceso se vuelve omnicanal al hacer pleno uso de los datos de cada canal. Por ejemplo, la transacción de una tarjeta en el supermercado informa sobre el canal móvil, lo que deriva a las interacciones en medios sociales, o los datos de basados en la geolocalización del usuario desde el dispositivo móvil permiten que el banco sepa exactamente dónde la transacción tiene lugar”.

Comparte










Enviar