Growth hacking, derechos de usuarios y la gestión de la confianza

By in Lead Generation

Seguramente el término growth hacking empieza a sonarte si trabajas en internet y cada día contemplas nuevos recursos y estrategias para alcanzar la masa cada vez más crítica y desconfiada de usuarios.

El término fue ideado en 2010 por Sean Ellis, creador de la web Qualaroo y fundador de la comunidad growthHackers.com, en Silicon Valley.

“Un growth hacker es un profesional cuyo único norte es el crecimiento”así lo definió Ellis

Lo que caracteriza a un profesional del grownth hacking es la visión global y singular de un negocio. Se trata de analizar la singularidad de un negocio, la particularidad de un mercado y generar estrategias idóneas que respondan de manera satisfactoria a esa doble realidad.

Mientras los profesionales del marketing online se centran en captar leads, los profesionales growth hacker diseñan estrategias para consolidar esas visitas y convertirlas en ventas continuadas. Para ello, realizan pruebas y mediciones con el objetivo de diseñar una estrategia sostenible de crecimiento.

Justo lo que deberías hacer tú: el lugar de aplicar indiscriminadamente los consejos del gurú de turno, deberías reflexionar, valorar, probar, medir y aplicar las estrategias más adecuadas y efectivas para tui negocio. Porque no hay técnicas infalibles y que sean 100% efectivas en todos los casos.

Salvo una.

Growth hacking y la gestión de la confianza

Hay una estrategia que puede asumirse como Growth hacking desde el momento en que propicia crecimiento y sostenibilidad a todos los negocios, en especial a los online.

Se trata de la confianza.

No hay estrategia online sostenible si no se gestiona adecuadamente la confianza de los usuarios, algo esencial para el crecimiento de cualquier proyecto online.

La falta de confianza de los usuarios es el principal freno de la economía digital.

El avance del internet de las cosas, el big data, la ingeniería social y las sesiones indiscriminadas de datos por parte de los operadores online, generan un clima de inseguridad y recelo que es urgente subsanar.

Por qué debes aplicar el Growth hacking de confianza en tu web

Lo primero que tienes que hacer es conocer a fondo el escenario actual y los retos que plantean los nuevos entornos digitales, porque estos entornos condicionan cualquier estrategia.

Diariamente, muchos prestadores de la sociedad de la información (todo el que tenga un portal web) desprecian derechos de usuarios y se hacen los despistados con sus obligaciones legales.

Esos derechos son los que generan entornos respirables de confianza en donde el usuario afianza su credibilidad.

Garantizar la seguridad de los datos que recoges y gestionas en tu web implantando las medidas de seguridad de índole técnica y organizativas necesarias es fundamental para proyectar confianza en los usuarios y potenciar tu negocio.

Un growth hacker lo mide todo, ¿estas midiendo como impactan tus acciones cuando no contemplas los derechos de tus usuarios?

La Confianza Online es probablemente uno de los más importantes ingredientes para tener éxito en los negocios y por eso debe introducirse dentro de las estrategias growth hacking.

Por lo tanto, si quieres ganar más clientes y vender más por internet, debes plantearte si tu página transmite confianza o no y tiene elementos visibles suficientes para que el usuario lo perciba como un lugar seguro.
Para generar confianza online, el consumidor debe sentirse cómodo y seguro n en tu Web y para ello, resulta imprescindible que aprendas a generar evidencias claras que el usuario necesitará para consolidar su compra.

Si no consigues crear un entorno seguro y confiable, en algún punto del proceso de compra el consumidor empezará a replegarse y a dudar de la transacción que está realizando, finalizará el proceso sin comprar tus productos o servicios.

Es posible que no si quiera comience el proceso de compra si percibe que tu web no ofrece garantías suficientes y elija otra web que le aporte elementos más claros para operar con tranquilar.
Como aplicar el Growth hacking en tu web

Unos pequeños consejos te ayudarás a crear esas certezas que todo usuario necesita (y cada vez más) para realizar sus transacciones online.

Debes aprender a generar garantías suficientes y en todo momento sobre el uso de su información y sobre el proceso de compra.

Entre los elementos que aportan confianza están por ejemplo:

Crear una política de privacidad personalizada y adecuada a la operativa de tu web y la gestión de la información. Nada produce más desconfianza que ver replicada una misma política en varios sitios a la vez. Lo mismo que el aviso legal, que debe ir por separado preferentemente para mayor claridad y transparencia.

Formulario de Suscripción y de contacto

En todos los sistema de captura de datos personales se debe contar con cláusulas informativas que cumplan con el deber de información requerido por la LOPD (Artículo 5) y requerir la conformidad del  usuario para el tratamiento de su información, ambos obligatorios y susceptibles de sanción. El consentimiento debe ser explícito y nunca por defecto. Es imprescindible que se requiera la conformidad del usuario con tu política de privacidad antes de validar su suscripción mediante una casilla de “acepto”

Sistema de validación: Algo esencial e imprescindible. Si no has incluido ningún sistema de validación de usuarios, mal vamos. Es imprescindible la creación de un sistema de verificación doble opt-in para acreditar la identidad y voluntad de los suscriptores y requerir confirmación a su suscripción, también obligatorio. Esto se resuelve enviando un mail de verificación con un link que el usuario debe seguir para validar su mail y así acreditar su voluntad de suscripción, algo que evita usurpaciones de identidad, suscripciones fraudulentas y denuncias por envió de información comercial sin consentimiento del afectado.

Redacción de política de cookies personalizada (que hable de tus cookies, no de las vecino) y un aviso de advertencia adecuado.

Redacción de condiciones comerciales del servicio, algo esencial e imprescindible en toda transacción. Deberás ser muy puntilloso en este punto, nada espanta más que la falta de transparencia y claridad cuando se trata de una compra online. No vayas encapuchado si pretendes vender.

Aplicar protocolos de actuación para recopilar datos personales a través de la web y que se cumplan las condiciones de seguridad necesarias para garantizar su confidencialidad y que nadie más que los autorizados puedan disponer de la información de los usuarios.

Evitar poner email linkeables, eso te expone a ser víctimas constantes de SPAM y de amenazas informáticas que comprometan la confidencialidad de tu web.

Introducir procedimiento claros para campañas de marketing, y redes sociales con clientes y usuarios de internet adecuadas a la normativa vigente.

Todas y cada una de estas pautas, harán de tu web un espacio seguro, confortable y lleno de ventajas competitivas.
¿Se te ocurre otra estrategia Growth hacking?

Comparte










Enviar