¿Cuáles son los programas de fidelización más comunes?

By in Programas de fidelización

Programa de acumulación de puntos

Son aquellos en los que se entregan puntos al cliente en función al dinero gastado en un establecimiento, los cuales se pueden canjear por regalos o descuentos en futuras compras. La frecuencia de compra exigida es mayor que en otros programas dado que su duración es corta. El cliente sólo recibe el descuento o regalo cuando entrega los puntos obtenidos sin tener que proporcionar previamente sus datos a la empresa, por lo que este tipo de programas no proporcionan a la empresa ningún tipo de información, ni del consumidor ni de su comportamiento de compra.

Las tarjetas de fidelización

La tarjeta de fidelización es una herramienta que va a permitir conocer mejor a los clientes y poder realizar diferentes acciones comerciales y de marketing; desde descuentos, regalos, bonificaciones y promociones especiales. Todas estas acciones se dirigen a la parte de la clientela que más interesa incentivar en cada momento en función de los objetivos buscados. Las principales aportaciones de esta tarjeta son:

– Responder rápidamente a las acciones de la competencia o las circunstancias del mercado, sin bajar precios ni margen bruto.

– Conocer quiénes son los clientes, el volumen de sus compras, y sus datos identificativos (nombre, dirección, edad, preferencias personales).

– Tener estadísticas sobre compras realizadas y número de visitas, etc.

– Realizar ofertas a grupos diferenciados de clientes.

– Poder efectuar acciones de marketing personalizados con ofertas especificas.

– Contrastar el éxito de las diferentes promociones.

– Crear marca y valor para los clientes.

Los clubes de clientes

En su afán por dialogar y aproximarse al cliente, con el fin de crear un vínculo que le haga difícil cambiar de proveedor, numerosas compañías –especialmente en el sector gran consumo- están apostando, con notables resultados, por los “Clubes de Clientes”, que permiten no sólo entender y conocer al consumidor, sino activar a los clientes “dormidos” (aquellos que no realizan ninguna transacción con la empresa durante un periodo determinado)  y controlar su probabilidad de abandono. La gestión de clubes de clientes permite, por una parte, extraer todo el potencial de las tarjetas de fidelidad, pero sobre todo, establecer un auténtico diálogo “one-to-one” con el cliente, de tal forma que su vínculo con la empresa sea resistente a las acciones de la competencia.

Comparte










Enviar
Victoria Lahiguera
CRM, Loyalty, digital/Inboud marketing, Social Networks VER MÁS