5 maneras de sacar rendimiento a tu CRM

By in Gestión de ventas, Prácticas CRM

La relación coste, tiempo y dinero en la captación y fidelización de clientes sigue aumentando, asegura Chris Diener, vicepresidente de Analytics AbsolutData, para invertir esta tendencia ‘un Director de Marketing debe aprovechar la variedad de datos que se pueden recabar, creando estrategias centradas en la gestión de relaciones con clientes’. Si llevas a cabo estos procesos proporcionarás mucho más valor a la vida del cliente.

De hecho, los vendedores están perdiendo oportunidades, según Diener, ‘porque no están incorporando flujos de trabajo en tiempo real sobre modelos y aplicaciones CRM’.

A continuación os recomendamos una serie de hábitos que deberías adoptar en tus estrategias de cara a mejorar la relación con los clientes y la mejora en la captación de leads para tu negocio.

No dejes de lado las estadísticas

Si utilizas un sistema relacional, un buen punto de partida es entender los patrones de uso de un CRM. La mayoría de las aplicaciones basadas en la relación con el cliente te permitirán consultar los principales datos con los que diseñar una estrategia. ¿Cuántos registros se han creado? ¿Cuándo se realizó la última revisión de los resgistros? Si sigues unos patrones de uso con una lista de usuarios de forma ordenada y categorizada por módulos el sistema te dará una visión muy rápida y amplia sobre el cliente.

Centra tus hábitos

Qué registros del sistema utilizas. Analiza los datos en términos de los procesos clave que sean compatibles, ya que pueden existir errores u omisiones de los diferentes usuarios que manejan un sistema CRM.

¿Cuál es la calidad de tus datos?

Para los registros clave, pregúntate por la calidad de los datos para cada paso en el proceso. Por ejemplo, si el sistema se está utilizando para gestionar los problemas derivados del soporte técnico al cliente, lo que se espera de nosotros es que los campos puedan ser actualizados, ya que en cada etapa de resgistro se pasa de un registro inicial hasta su resolución. Llegaos a este punto, toma una muestra de estos registros y anota el tipo de calidad de los mismos.

¿Cómo usas y proyectas los informes?

Cuando compilas datos, ¿qué tipo de informes logras? ¿Los generas a partir de un sistema CRM, a partir de los datos derivados del propio sistema? Aprender a presentar informes puede ser uno de los mayores indicadores de que estás haciendo bien las cosas.

Pregúntate por tus procesos de negocio

Haz una lista de los procesos de negocio que ofrece el sistema. Por ejemplo, ¿gestión de leads?, ¿gestión de trámites de cara a la atención al cliente? Plantea su utilidad y tu manera de trabajar frente al sistema.

Comparte










Enviar