Los millennials gastarán más de 62.000 millones en contenido multimedia en 2015

By in Público objetivo

Deloitte predice que los millennials, personas comprendidas entre los 16 y 34 años, gastarán en Norteamérica más de 62.000 millones de dólares en contenido multimedia en el año 2015, lo que equivale a una media de 750 dólares por persona, en EE.UU y Canadá.

Esta cifra es superior al gasto total en publicidad en Internet (43.000 millones de dólares) y representa una importante contribución a los medios de comunicación, sin embargo los millennials destinan una menor parte de su presupuesto que las personas de edad similar en el pasado. El gasto de esta generación en contenidos representa menos del 5% de los 1,45 billones de gasto total esperado.

No obstante, el consumo gratuito de noticias, vídeos y música requiere equipos informáticos caros y una conexión a internet de alta velocidad (3,000$ por año en equipos tecnológicos y conectividad). Los proveedores de contenido deberían considerar ofrecer nuevos servicios que no estén directamente relacionados con la propuesta original de contenidos (internet en un concierto o un recinto deportivo).

Probablemente el grupo de 18-34 años continuarán gastando mucho en equipos tecnológicos y servicios de telecomunicaciones de alta velocidad. Esto quiere decir que serán más selectivos y más sensibles a los precios con respecto a los contenidos.

Según el informe “Predicciones de Tecnología, Medios de Comunicación y Telecomunicaciones 2015”, que elabora cada año Deloitte, los millennials, consumen casi la mitad de su presupuesto estimado en servicios de televisión a la carta, en segundo lugar en contenidos musicales y, en una tercera posición, en videojuegos, seguidos de Películas, libros, SVOD, Deportes en directo y periódicos.

El gasto en la televisión de pago

El mayor gasto en contenido para la mayoría de los hogares y para los llamados millennials será en televisión de pago. Según este estudio, las personas con una edad comprendida entre los 16 y 34 años destinarán 316 de los 750 dólares en contenidos de la televisión de pago tradicional. Cerca de 4/5 partes del total de millennials tiene acceso a TV de pago a un coste medio de 80$ mensuales.

Compra de contenidos musicales

El gasto medio en música en directo de las personas entre 18 y 34 años se situará en torno a los 100 dólares, cifra que duplica la media per cápita registrada en 2014 y prevemos que adicionalmente el 80% asistirá a conciertos en directo (100$), y gaste una media de 25$ en descargas digitales y streaming.

El estudio destaca adicionalmente, que los consumidores más jóvenes representan un porcentaje importante de los servicios de streaming. El 40% de los 50 millones de usuarios mensuales activos de Spotify tienen edades comprendidas entre los 18 y 24 años.

Consumo de videojuegos

Los millennials gastarán, de media, alrededor de 100 dólares en videojuegos, lo que supone un total de 7.000 millones de dólares. Destacando que, dos tercios de las personas de entre 16 y 34 años se definen como jugadores “regulares” o “ávidos”, sólo un tercio de las personas no comprendidas en esta generación se engloba en estas categorías.

Películas y Libros

A pesar de ser proclives a multipantalla, comprarán cerca de 1/5 de todas las entradas de cine. Verán 6,5 películas al año, pagarán precio de 12$, asistiendo en viernes y sábado. Leen tanto en formato impreso como digital, con un consumo medio de 5 títulos/año, y un promedio de 12$ por libro.

Periódicos

Los millennials son la mitad de propensos que la media nacional a suscribirse a una edición impresa, sólo una sexta parte se suscribirá a un periódico impreso.

Visionado de vídeos de larga y corta duración

En 2015, podrían mostrarse en las pantallas, no necesariamente visualizarse, un total de 10.000 millones de horas mensuales de vídeos online de corta duración. Se trata de un logro espectacular para un formato que apenas existía hace diez años, pero es importante remarcar que equivale a tan solo 20 horas del consumo mundial de vídeos de larga duración, programas y películas de televisión.

Respecto a los vídeos de larga duración, se verán más de 360.000 millones de horas, principalmente en televisores y en su mayoría en directo, generando más de 400.000 millones de dólares sólo a través de publicidad y suscripciones (frente a los 5.000 millones de dólares de los de corta duración).

Tal y como subraya este estudio, los vídeos cortos y los tradicionales cumplen funciones totalmente distintas y no deben considerarse competidores directos. Los vídeos cortos constituyen generalmente un anuncio en sí mismos y son un medio adicional de reproducción en pantalla.

¿Cómo pueden resultar las cifras del formato de corta duración tan grandes y a la vez tan pequeñas? La respuesta reside en la medición.

El libro impreso se sigue imponiendo al digital

Deloitte predice que los ejemplares impresos representarán más del 80% del total de las ventas de libros en dólares en todo el mundo en 2015. Diez años después del lanzamiento del libro electrónico, el formato impreso dominará las ventas de libros incluso en mercados con una alta penetración de dispositivos digitales.

Respecto a los millennials norteamericanos, esta generación gasta un promedio de 60 dólares en libros. En general, leen libros, tanto en formato impreso como digital, con un consumo medio de cinco títulos al año. La aversión de los millennials a los CD y los DVD físicos, y a los periódicos o revistas impresos (la demanda de estos está impulsada en su mayor parte por consumidores de más edad), no es extrapolable a los libros en papel.

Los lectores más jóvenes siguen leyendo y lo hacen en papel, tres cuartas partes de los millennials leen libros impresos, mientras que sólo el 37% lee ebooks.

Comparte










Enviar